El Alto do Poio (Lugo) es la cumbre del Camino de Santiago en Galicia, a 1.337 metros de altitud. La subida es dura, pero el esfuerzo se ve compensado por los extraordinarios paisajes que encuentra el peregrino a sus pies al llegar a lo más alto. Y para reponer fuerzas, el bar Puerto O Poio, donde parar a descansar con un buen plato de comida y bebida.