El consejero Corpas presenta también en Roncesvalles el segundo número de la revista “Legados de un Reyno”.

En el marco de las actuaciones emprendidas por el Gobierno de Navarra en este año 2010, con motivo del Año Jacobeo, el consejero de Cultura y Turismo, Juan Ramón Corpas Mauleón, se ha trasladado esta mañana a Roncesvalles para conocer los trabajos de restauración que se van a realizar a la imagen de Santa María la Real de la Colegiata, en el año en que se abre el Jacobeo 2010 y se cumple el 50 aniversario de la Coronación de la Virgen, concretamente el 8 de septiembre.

La restauración, que correrá a cargo de la técnica del Departamento de Cultura y Turismo, Alicia Ancho Villanueva, va a consistir en aplicar un tratamiento de conservación a la talla, que presenta algunos daños en las zonas encarnadas (cara y manos). De esta manera, no sólo se garantiza la conservación, sino que además, la talla se podrá contemplar en las mejores condiciones, en este año de afluencia de peregrinos y de visitantes a Roncesvalles.

De acuerdo con el criterio de mínima intervención, en la primera semana de febrero se aplicará a la talla el tratamiento de conservación, que consiste en el sentado de capas de policromía -que se realizará con medios naturales compatibles con la materia original de la escultura-, en la limpieza suave de dorados y policromías, el estucado y reintegración de pequeñas lagunas, así como en la aplicación de una fina capa de protección final en las encarnaciones de la Madre y el Hijo.

Esta mínima actuación que busca recuperar la integridad física material y la unidad potencial y calidad estética de la imagen, sin ocultar las huellas del paso del tiempo, se va a ampliar al estudio de las capas de policromía que avivan la talla y de las condiciones medioambientales que rodean a la obra, todo ello con el fin de obtener un mejor conocimiento de la pieza y de averiguar las posibles causas de su deterioro, con el fin de detenerlas y de poder legar esta joya del gótico europeo a las generaciones siguientes, en las mejores condiciones.

Santa María la Real de Roncesvalles

Se trata de una escultura de bulto redondo localizada en el presbiterio de la Colegiata de Roncesvalles. Tiene 90 cm altura y está tocada de una corona de 11,5 cm y colocada sobre uma peana de 8 x 24 x 39 cm. La talla es de mediados del siglo XIV y la corona de 1960.

La talla es de madera (la tradición dice que de cedro) tallada y policromada, recubierta con chapa de plata en su color y plata dorada, filigrana de plata, piedras preciosas y semipreciosas, y vidrio coloreado en cabujón. De estilo gótico y autor desconocido, si bien se sabe que pertenece a la escuela francesa y ha sido realizada en Toulouse (Francia).

Fue declarada Bien de Interés Cultural por decreto foral 65/1999, de 1 de marzo y valorada como pieza clave del arte y la devoción en Navarra y Baja Navarra (Francia).

De acuerdo con la referencia histórico-artística, realizada en el volumen de García Gaínza y otros, Catálogo Monumental de Navarra IV**. Merindad de Sangüesa, Pamplona, pp. 326-327: “Santa María la Real de Roncesvalles ha sido ampliamente estudiada desde el siglo XVII, de modo que es la imagen navarra de la que se conservan descripciones más antiguas. Desde entonces quienes han estudiado la iconografía mariana y el arte gótico en Navarra han vuelto sobre ella, con especial mención a los estudios especializados de la doctora Clara Fernández-Ladreda”.

Fuente