El Camino de Santiago lleva batiendo récords desde el inicio del año, y en julio estableció una nueva marca. La Oficina de Peregrinaciones de Compostela recibió el mes pasado a 42.359 caminantes, una cifra con la que supera en casi un 33% el registro del anterior Xacobeo, el de 2004, y rebasa en un 61% la del año pasado.

Todo apunta a que la previsión inicial de 220.000 peregrinos para este Año Santo se quedará corta, ya que sólo en los siete primeros meses de 2010 se entregaron ya más de 133.000 compostelas, casi un 50% más que en 2004.

Se ha superado ya la cifra de todo 2008 -como la de los anteriores años no jacobeos-, y aún faltan por sumar varios meses en los que la afluencia de caminantes suele ser muy elevada. De hecho, agosto es siempre el mes con más peregrinos -en 2004 se contabilizaron 45.600-, septiembre se cierra habitualmente con números similares o superiores a los de junio, y octubre deja un saldo parecido al del inicio de la primavera.

El tránsito de peregrinos suele reducirse de forma significativa en noviembre, pero este año la visita del Papa Benedicto XVI, prevista para el día 6 de ese mes, “se va a notar cuantitativamente en la afluencia”, según pronosticó el delegado de peregrinaciones de la catedral compostelana, Jenaro Cebrián, en una entrevista en la TVG.

El Camino Portugués se consolida como segunda ruta a Santiago

Sea en un mes o en otro, la mayoría de los peregrinos siguen cubriendo la ruta a pie -más del 88% en julio- y continúan eligiendo el itinerario francés para llegar a Compostela. No obstante, las cifras del mes pasado confirman el auge de las otras rutas jacobeas, mucho menos saturadas y conocidas.

Si en julio de 2004 las eligieron poco más de un 22% de los caminantes, el mes pasado las siguieron casi un 31% de las personas recibidas en la Oficina de Peregrinaciones. Destaca especialmente el aumento registrado por el itinerario portugués, de más de un 80% con respecto al anterior Xacobeo. Ésta es la ruta alternativa a la francesa más elegida, con 5.300 viajeros el mes pasado, que equivalen a un 12% de los peregrinos.

Le sigue el Camino del Norte, que superó en un 62% el registro del año 2004 y sumó 3.228 caminantes. También creció la afluencia en la Vía de la Plata -más de un 50%, hasta las 2.100 personas- y en el Camino Primitivo. Lo recorrieron poco más de 1.100 peregrinos, pero tras la cifra hay un aumento de un 185% con respecto a hace seis años.

En todo caso, Sarria sigue siendo el punto de partida más elegido por los caminantes, concretamente por casi una cuarta parte. Son los que cubren a pie por la ruta tradicional la distancia mínima a recorrer -cien kilómetros- para poder recibir la Compostela al llegar a Santiago.

Entre tanto, algo menos de un 8% parte de O Cebreiro, un 7,2% de Tui y seis de cada cien inician su andadura en tierras francesas, en Saint Jean Pied de Port.

La motivación religiosa sigue siendo la principal razón peregrina

En lo que respecta a las motivaciones que impulsan a los peregrinos a realizar el Camino, la mayoría (cerca del 55%) asegura que son de tipo de religioso. En todo caso, las cifras del último mes facilitadas por el Arzobispado confirman que cada vez son menos, porque en 2004 representaban el 74,5%. Ahora, cuatro de cada diez hablan de motivos religioso-culturales y un 5,7%, sólo de culturales.

Vistos los datos en conjunto, Jenaro Cebrián destacó que son muy pocos los que declaran que en su peregrinación no hay algún componente religioso. “Es bastante más el proceso de cambio que se da en los peregrinos de lo que la gente piensa“, subrayó.

Aumentan los extranjeros

Las cifras del año pasado demostraban ya que el Camino tiene cada vez más tirón entre los extranjeros, y las del 2010 lo confirman. En julio pasaron por la ruta casi un 90% más de extranjeros que en 2004. Fueron, en total, 11.727.

De los peregrinos españoles contabilizados el mes pasado en la oficina compostelana, cerca de un 20% eran madrileños y un 16% andaluces. Valencianos, catalanes y gallegos representan -cada grupo- casi un 10% del total.

Fuente