Para poner fin a las largas colas que forman los peregrinos para recoger su acreditación como tal, la Oficina de Atención al Peregrino va a aponer en marcha un nuevo sistema que facilitará la entrega de La Compostela. La expedición de tiques y citas previas son las soluciones para la sobreafluencia de usuarios. Así lo aseguró ayer el deán de la Catedral, José María Díaz, durante la presentación de las nuevas dependencias de la rúa do Vilar. Los peregrinos llegan a soportar esperas de hasta dos, tres y cuatro horas para llevarse La Compostela a casa. La medida podrá ponerse en marcha una vez acometida la transformación técnica necesaria. En las dependencias administrativas se colocarán pantallas y expendedores de turnos.

Además de este nuevo sistema los viajeros tienen a su disposición un espacio para las mochilas en la Casa do Deán donde deben abonar un euro para poder emplearlas. Junto con la Casa do Deán, el Ayuntamiento de Santiago habilitó otros dos puntos en la ciudad para que los peregrinos puedan guardar sus pertenencias. Concretamente se trata del aparcamiento de Xoán XXIII y la Estación de Autobuses que cuentan con un horario para este servicio de 9.00 a 21.00 horas de lunes a domingo.

En cuanto a la cifra de peregrinos que llegaron a Santiago hasta la fecha, el responsable de la Oficina del Peregrino, Jenaro Cebrián, aseguró que son cifras récord las de este Xacobeo. A estas alturas, ya se ha superado el cómputo global del Xacobeo 2004. De continuar a este ritmo, 2010 se cerrará con un balance de 220.000 compostelas. Santiago ya superó el millón de visitantes durante el mes de julio y se registraron jornadas con más de 30.000.

La Compostela

La aparición de los vehículos a motor y, ya en nuestro siglo, la popularización del turismo, significó una cierta crisis para la peregrinación. En el siglo XVI los Reyes Católicos constituyeron la Fundación del Hospital Real y para él hicieron construir el edificio que hoy ocupa el Hostal de los Reyes Católicos, convertido el año 1954 en hotel de gran lujo. Los peregrinos al presentar La Compostela, adquirían el derecho a ser hospedados gratuitamente durante tres días. Las necesidades sanitarias de los peregrinos convirtieron a la institución en el hospital más importante de Galicia y, más tarde, en sede de la famosa escuela médica compostelana. Las autoridades civiles en otros santuarios comenzaron a expedir certificados de estas visitas imitando a La Compostela

Para obtener la Compostela es necesario rellenar durante el camino las credenciales y se exige haber recorrido como mínimo los últimos 100 kilómetros a pie o a caballo o también los últimos 200 en bicicleta, quedan excluidas, por tanto, otras formas de desplazamiento para acceder a la Compostela, excepto cuando se trate de discapacitados que pueden venir en silla de ruedas sin moto.

Fuente