Autor Tema: ¿Por qué haces el Camino de Santiago?  (Leído 5808 veces)

eunate

  • Administrator
  • Peregrino Senior
  • *****
  • Mensajes: 351
  • Karma: +6/-0
    • Ver Perfil
    • Todos los Caminos de Santiago
    • Email
¿Por qué haces el Camino de Santiago?
« en: Noviembre 21, 2009, 08:16:49 pm »
Es una pregunta muy sincera, cada uno tienes sus razones.
Aquí están las de un chaval llamado Rafa que encontré en otro foro del Camino hace tiempo y que os muestro aquí, porque  más de uno seguro  se sentirá identificado:


*Me gusta sentir los nervios pre-camino.
*Preparar la mochila.
*Escuchar los ánimos de otros peregrinos cuando me desean Buen Camino.
*Subir al tren y mirar una y otra vez el reloj para ver cuanto me queda para llegar.
*Pasárseme el dolor de pies y encogérseme el alma, cuando entro en la Iglesia de Santiago de Boente, uno de mis refugios particulares
*El olor a ungüento y a pomadas de los albergues.
*Los spaghetti con tomate y con latita de atún compartidos con... que más da con quien.
*Las miradas complices entre peregrinos.
*Las putas cuestas arriba, las jodidas cuestas abajo.
*Las mañanas de lluvia por Castilla, las tardes de sol por Galicia.
*La dichosa rodilla que no deja de molestar.
*Los tubos de voltaren gastados y los que quedan por gastar.
*El café calentito con orujo, compartido entre charla y risas con amigos para siempre.
*El chirriante ruido de los somieres de las literas.
*Los ronquidos de los cansados.
*Las quejas por los ronquidos de los menos cansados.
*Las bolsas de plástico a las seis de la mañana.
*El andar kilómetros de camino silbando el blues de la soledad.
*La aspirina que te quita el dolor de cabeza producido por el sol de Tierra de Campos.
*El ardor de estomago que te deja el vino peleón de el menú del peregrino.
*Las lagrimillas que se escapan sin permiso al llegar al Obradoiro.
*El volver a coincidir en el camino con algún peregrino de otros años.
*Dejar año tras año, una piedra en la Ferro.
*Ver mil veces al simpático de Pelegrin.
*El ponerme de los nervios al ver aparcados coches de apoyo en la puerta de cualquier albergue.
*Los sustos que te dan los bicigrinos cuando llegan sigilosos por tu espalda.
*La cara de haba que se te queda al comprobar que alguien que ha salido después que tu, se esta tomando una cervecita, duchado y peinado, en una terraza de Villafranca.
*El escuchar a los peregrinos novatos decir Joder, si se que esto es tan duro, no vengo.
*El volver a escuchar a los mismos peregrinos al llegar a Santiago decir Tengo que volver el año que viene.
*El darle un masaje en los pies a un niño de ocho años que decía es que me aburro de andar y que su madre no conseguía hacerle dar un paso.
*El ofrecer frutos secos a unos peregrinos de Madrid, que al ser la primera vez que hacían el camino, se sentían un poco reacios a mantener conversación con desconocidos.
*El dar la enhorabuena con un abrazo a un peregrino por haber llegado a Santiago cojeando, con la Fuente de los Caballos como único testigo.
*El estar diez minutos buscando una flecha amarilla como un loco y tenerla delante de tus narices.
*El abrazo y los besos que te siguen dando, como la primera vez, los que te quieren, al volver a tu casa a pesar de tantos caminos.
*La nieve que no te deja apenas andar en el Puerto de Erro,
*El decir vamonos, que si no, de aquí no salimos en la fuente de Irache.
*El escuchar a un peregrino ingles decirme cada vez que me veía tomar cerveza ¿Gasoline now?.
*El hacer una visita a Luis un peregrino sordomudo de Arca al que conocí en el camino de 2002 (la bondad hecha humana).
*El volverme a perder en el camino después de tantos años.
*El mojarte la cabeza en la fuente de La Faba, cuando subes al Cebreiro en pleno verano.
*El ir por San Xil y al llegar a Sarriá que te digan que por esa zona suele haber lobos (¡¡¡Coño, dímelo antes, mira como me tiemblan las canillas!!!).
*El que la jodida mochila, te tire mas de un hombro que de otro y tengas que pararte un montón de veces a solucionarlo.
*El comprobar que la que va mal no es la mochila, si no eres tu que vas hasta los güevos.
*Lo largo que se hace la salida en Ponferrada.
*Lo corto que se ha hecho el camino cuando lo terminas.
*La sonrisa que pone Santi cuando le abrazas y te dice con voz suave ¿Otra vez aquí?.
*El mirar el calendario para buscar alguna fecha que venga bien y largarte al camino.
*El humo negro que sale de las camisetas de publicidad que has ido consiguiendo durante todo el año y las quemas en Fisterra.
*El olvidar la credencial en el albergue y que un buen hospitalero, te la acerque hasta el siguiente pueblo.
*El cachondeo que montan unos niñatos en el albergue de Arzua a la hora de la siesta, al no estar cansados, por el simple echo de venir de alguna manera que no haya sido andando.
*Las historias camineras contadas por peregrinos en una tarde de lluvia en el albergue de Puente la Reina.
*El quedarte media hora alucinando con las vidrieras de la catedral de León.
*El aprovechar que estas cerca, para darte una vueltecita por el húmedo.
*El caminar en compañía de la luna hasta Castrogeriz, y experimentar las sensaciones que nos da la noche.
*El quedarte sin tabaco entre Villafranca Montes de Oca y San Juan de Ortega.
*La siestecilla sobre la hierba antes de llegar a Ribadiso.
*La bobina de hilo que tiene las mismas Compostelas que yo (que hubiera sido sin ti, vieja amiga).
*El perro que siempre te tiene que asustar cuando más a tu bola vas.
*El orujo que tome en Gonzar, que me impidió saber si el café tenia sabor o no y si estaba caliente o frió.
*El sentirme orgulloso de Mª Jesús, en su primer camino, por el que tanto sufrió y al que tanto le debe.
*El trastero de mi memoria donde hay tantos y tantos peregrinos que jamás olvidare.
*El poder pasar la noche a media pensión en el corazón de alguno de ellos.
*Las ganas de llegar a Santiago.
*La desgana de tenerme que ir de Santiago
*La fuerza y voluntad que ponen muchos por tratar de no ensuciar el camino.
*El estar deseoso de llegar cuanto antes a un bar que conoces y luego te lo encuentras cerrado.
*El pararte media hora a leer las notas que dejan los peregrinos en la ¿capilla? de Morgade.
*El volver a mirar una y otra vez esas fotos que te traen tantos recuerdos.
*El cruzar Madrid camino de Chamartín, notando que la gente te mira como a un bicho raro.
*El comprobar que siempre tienes litera libre en este albergue virtual.
*El soltarse alguna lagrimilla cuando te acuerdas de la gente que quieres y te encuentras tan lejos de ellos.
*El perder casi tres horas en un España-Corea y llegar al Cebreiro a las cinco de la tarde sin haber comido nada.
*El hospitalero que se mosquea contigo porque te has permitido la licencia de coger litera sin que el estuviera, cuando tu llevabas siete horas andando y el estaba a punto de ganar al mus en el bar del pueblo.
*Los buenos desayunos de la Sra. Remedios en el alto del Poio.
*La señora que te ofrece filloas recién hechas cuando pasas por Hospital de la Condesa.
*El ir recogiendo los envoltorios de chocolatinas y botellas vacías que otros cerdos van dejando.
*El resbalón que me di bajando a Molinaseca el cual hizo olvidarme de todos mis dolores y centrarme solo en el trasero durante un par de días.
*Los paseos por la Rua do Franco en el que te vas despidiendo de los peregrinos que has conocido durante el camino, mientras que facturas tus sentimientos con carácter de urgencia hacia tu casa para no perder ninguno.
*La cruz Tau que llevo siempre en mi cuello y que llegó a mi de la forma más inesperada.
*El ver como se les humedecen los ojos a muchos peregrinos cuando hablas con ellos sobre el camino, estando tan lejos de el.
*El estar siempre pendiente de si habrán editado algún libro nuevo sobre temas jacobeos.
*El quedarte sentado mas de una hora camino de Pamplona charlando como buenamente puedes con un peregrino japonés del que nada entiendes pero todo comprendes.
*El que abran el bar La Obrera en Ponferrada solo para que cenen los peregrinos un día de esos de huelga general.
*La gorra que siempre ha viajado conmigo y esta vez lleva días sin hablarme por dejarla en casa.
*El creer que cada camino que hago me convierte en mejor persona.
*El comprobar que en Portomarin por fin se han decidido a hacer un nuevo albergue, el viejo esta invivible.
*El saber que en muchos pueblos sin albergue todavía queda gente que te da todo lo que tiene para que descanses.
*El que en un bar de carretera se te acerque un camionero y te diga Dale un abrazo a Santi de mi parte .
*El mirar a derecha e izquierda y ver que la persona que quieres camina siempre a tu lado.
*El tener que correr al cruzar la carretera porque un gilipollas quiere hacer tortilla peregrina contigo.
*El pedir perdón a un amigo tuyo, por una cosa que no tenia ni que haber sucedido,
*El que al llegar a León con cincuenta y ocho minutos de retraso, te digan que no te devuelven el precio del billete por dos minutos.
*Los bares y chiringos donde tuve que parar para poner sello en mi garganta.
*Los momentos de caraja que hicieron que me perdiera y tuviera que dar mas vueltas que el circular.
*Las distancias que te dicen los lugareños cuando les preguntas, que por lo general resultan ser siempre falsas.
*El tener que llevar siempre algo que al final no usas.
*El olvidarte siempre algo que al final tendrías que haber usado.
*El baño veraniego a las doce de la mañana en el río Cua (Cacabelos).
*El seguir dándome cabezazos en el Santo dos Croques cada vez que llego a Santiago.
*El comprobar que a pesar de los cabezazos, el Maestro Mateo pasa olímpicamente de transmitirme su sabiduría.
*El llegar a la Misa del Peregrino y tenerla que escuchar de pie porque los bancos están ocupados por excursionistas, eso sí, con su gorro de peregrino antiguo y su bordón reluciente.
*El ofrecer tu sitio en un banco de la catedral, a un peregrino que viene más jodido que tu.
*El que el peregrino que viene mas jodido que tu, no acepte tu invitación, porque ve que ambos estamos igual de jodidos
*El pensar todos los años Esta vez, paso de recoger la Compostela y luego faltarte tiempo para ir a por ella.
*El querer irme alguna vez de hospitalero y no decidirme nunca.
*El farmacéutico de un pueblo de Palencia, que te abre la farmacia a horas no decentes para atender tus necesidades.
*El abuelo que sentado a la vera del camino, te ofrece pan, tocino y vino diciéndote Dale cuenta tu, que a mi me lo tiene prohibido el médico .
*El ofrecerle un cigarrillo al abuelo y decirte ¡¡¡Venga!!!... ahora que no nos ve nadie....
*El olor a sobaquina del peregrino que duerme a tu lado en el albergue, que sigue pensando que la salvación esta reñida con la higiene y en los baños habita el mismísimo diablo
*El Bueno de Carlitos el maño que cuando le dices Tío, no fumes tanto, el te responde ¡¡... Que no lo vendan...!!
*El no querer desprenderte de tus viejas botas, simplemente por que piensas que las estas traicionando
*Los consejos que he dado
*Los consejos que me hubiera gustado dar
*Los consejos que me han dado
*Los consejos que siempre espere que me dieran y nunca lo hicieron
*La maldita ampolla que todos los años me tiene que salir en el dedo meñique de mi pie izquierdo
*El comprobar lo manitas que era antes la gente en la construcción de templos
*El comprobar lo manazas que es ahora la gente y pasarse la historia por el forro
*El andadero que han hecho para subir a San Marcos, aunque la pendiente sea la misma (se nota que es Xacobeo)
*El tener que usar la linterna en los albergues para no molestar a los demás y molestando menos si lo hubieras hecho con la luz encendida
*El hacer parada en Ezequiel, el mejor after-hours del camino
*El que te cobren este año por entrar al Museo de la Catedral de Santiago, eso si, 3 euros, que los peregrinos tienen descuento, si no, serian 5 euros. (que enrolladates son estos del Xacobeo)
*El no ser nunca de los diez primeros en llegar al hostal de Los Reyes Católicos, para poder comer por la patilla (esta vez, tanta gente no había como para quedarme sin sitio... no se...)
*Los almohadones ennegrecidos del albergue de Barbadelo.
*El ruido producido por los molinos, subiendo el Alto del Perdón en una mañana de niebla.
*La jodida costumbre de dar menos servicios a los peregrinos invernales que a los veraniegos.
*El olor a humedad y yo que se a que, de las tiendas te campaña que monta el ejercito en el verano.
*El buen rollo que te transmiten la mayor parte de los hospitaleros.
*El mal rollo que te da, tener que volver a ver a ciertos hospitaleros.
*El típico listo que cuando llegas al albergue te pregunta ¿Qué has llegado, ahora?
*El mismo listo que un día, le ves bajarse de un taxi en Mansilla de las Mulas, claro, a doscientos metros del albergue, que el llegar motorizado, dicen que esta mal visto.
*El tender la ropa en el Cebreiro y por la mañana, estar más mojada que cuando la dejaste.
*El asomarme por la ventana del albergue nada más levantarme para ver como ha amanecido el día.
*La tormenta que te pilla en mitad de la Sierra de Lourenzá, una tormenta de esas que te acojonan de verdad.
*El poder pasar todas las tardes un ratito con vosotros en esta mesa camilla.
*El despertarte sobresaltado a las doce de la noche, por culpa de los fuegos artificiales en las fiestas de Pola de Siero
« Última modificación: Noviembre 21, 2009, 08:23:09 pm por eunate »
todosloscaminosdesantiago.com

Silence

  • Peregrino Senior
  • ****
  • Mensajes: 252
  • Karma: +1/-0
    • Ver Perfil
Re: ¿Por qué haces el Camino de Santiago?
« Respuesta #1 en: Noviembre 23, 2009, 12:21:51 am »
No he leído todos los porqués, pero más de uno es más real que la propia catedral compostelana... ;D

tau

  • Global Moderator
  • Nuevo
  • *****
  • Mensajes: 25
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
Re: ¿Por qué haces el Camino de Santiago?
« Respuesta #2 en: Diciembre 13, 2009, 03:39:31 pm »
Están supercurradas las razones!
Me han encantado, me he sentido identificado con más de una.. que gracia!!

carpetano

  • Nuevo
  • *
  • Mensajes: 2
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
    • Email
Re: ¿Por qué haces el Camino de Santiago?
« Respuesta #3 en: Enero 18, 2010, 08:15:49 pm »
Que grandes razones! la verdad esque me han entrado mas ganas de las que ya tenía por hacer el Camino jejeje

Yo hago el Camino por multiples razones, pero voy a decir las dos que considero mas importantes. Mi padre y Alvaro.

A mi padre le encantaba ir a Santiago y desde que era pequeño creo que he ido a todos los Xacobeos (aunque en coche). Los dos últimos, 99 y 2004 llegué a Santiago andando los últimos 20-30 kilometros (exactamente no recuerdo cuantos, pero desde Iria Flavia). Falleció en 2005 por una enfermedad.

Álvaro es un amigo mio de la infancia, aunque era de Salamanca veraneabamos en el mismo pueblo, era muy buen chaval y creo que eramos buenos amigos. Hace un año que me enteré de que, tras unos años sin saber nada de él, falleció en muy tristes circustancias en 2006.

También hay otras personas difuntas por quienes quiero hacer el Camino este año, pero especialmente estas dos, en homenaje y gratitud hacia ellos

Agus

  • Nuevo
  • *
  • Mensajes: 5
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
Re: ¿Por qué haces el Camino de Santiago?
« Respuesta #4 en: Enero 20, 2010, 12:54:33 pm »

xDDDDDDDDDDD cuantos motivos eunate. La verdad es que dan ganas de hacer la mochila y salir hoy corriendo por la puerta de casa :p

Creo que mi motivo principal para hacer el camino "solo" es para demostrarme a mi mismo que soy una persona autosuficiente y valida para superar una aventura como esta. Siempre he sido bastante dependiente de la gente que me rodea (familia, amigos, alguna novia)  y bueno creo que esta aventura me puede dar mucha mas fuerza a la hora de confiar en mi mismo.

Bueno es simplemente mi motivo.

Saludos a todos!

ragesta

  • Nuevo
  • *
  • Mensajes: 8
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
Re: ¿Por qué haces el Camino de Santiago?
« Respuesta #5 en: Enero 20, 2010, 04:43:01 pm »
Estoy de acuerdo con todos esos motivos, o casi todos, pues algunos no los he experimentado.
Mi motivo es el Camino en sí. Desde la primera vez que lo hice, se me quedó dentro. Me da vida, fuerza y combustible en mi día a día. Ahora que llevo dos años que no he podido ir, no pienso más que en ir, en los Caminos anteriores, en las gentes que conocí, en los amigos que hice, en mis vivencias.
Espero ir pronto,

patoso

  • Junior
  • **
  • Mensajes: 62
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
    • Email
lo que no encuentres tu
« Respuesta #6 en: Enero 28, 2010, 09:32:14 pm »
amigo eres una maquina lo que no encuentres tu no lo encuentra nadie
es fantastico.lo mejor que he leido del camino con diferencia
verdades como puño
enhorabuena

magmo

  • Peregrino
  • ***
  • Mensajes: 124
  • Karma: +0/-0
  • Fenicio peregrino
    • Ver Perfil
    • Email
Re: ¿Por qué haces el Camino de Santiago?
« Respuesta #7 en: Enero 29, 2010, 10:20:21 am »
me sumo a (casi) todas y cada una de las razones y añado una:
el deseo de coincidir y conocer en él a la  estupenda gente que estoy conociendo en este foro.
Buen Camino.
Cada latido de nuestro corazón es un paso más en el camino de la vida.

Josebcn

  • Junior
  • **
  • Mensajes: 50
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
    • Email
Re: ¿Por qué haces el Camino de Santiago?
« Respuesta #8 en: Febrero 01, 2010, 09:55:56 pm »

xDDDDDDDDDDD cuantos motivos eunate. La verdad es que dan ganas de hacer la mochila y salir hoy corriendo por la puerta de casa :p

Creo que mi motivo principal para hacer el camino "solo" es para demostrarme a mi mismo que soy una persona autosuficiente y valida para superar una aventura como esta. Siempre he sido bastante dependiente de la gente que me rodea (familia, amigos, alguna novia)  y bueno creo que esta aventura me puede dar mucha mas fuerza a la hora de confiar en mi mismo.

Bueno es simplemente mi motivo.

Saludos a todos!
yo me he planteado hacerlo por ese mismo motibo..